Artículos
Logística internacional y el impacto de las nuevas normas mexicanas

El pasado 1 de octubre de 2020, además de la entrada en vigor de las modificaciones a la NOM-051 sobre el etiquetado para alimentos y bebidas no alcohólicas preenvasadas, la Secretaría de Economía (SE) publicó a través del Diario Oficial de la Federación el Acuerdo que modifica el Anexo 2.4.1 de las Reglas y Criterios de Carácter General en Materia de Comercio Exterior. ¿Qué implicaciones tienen estas modificaciones? ¿Para qué productos aplica? ¿Qué opciones tienen las empresas para cumplir?

Entre los cambios que tomaron por sorpresa a muchos importadores, están los que indican que “No se podrán importar mercancías sujetas al cumplimiento de NOMS utilizando Cartas de No Comercialización/bajo protesta de decir verdad”, esto “También aplica para las mercancías destinadas a la franja o región fronteriza, las cuales deberán cumplir con las normas correspondientes ante la Autoridad Aduanera”, según el acuerdo publicado por la Secretaría de Economía.

Los productos afectados por las nuevas reglas de etiquetado a las importaciones, que desde el 1 de octubre deben cumplir con dicha normativa son:

  • Alimentos y bebidas no alcohólicas preenvasadas
  • Atún y bonita (pescados) preenvasados
  • Bebidas alcohólicas
  • Cosméticos preenvasados
  • Cueros y pieles curtidas naturales y materiales sintéticos, calzado
  • Electrónicos, eléctricos y electrodomésticos
  • Extracto natural de vainilla, derivados y sustitutos
  • Juguetes
  • Masa, tortillas, tostadas preparadas para su elaboración
  • Materiales retardantes, inhibidores de fuego
  • Pinturas, tintas barnices, lacas y esmaltes
  • Productos de aseo doméstico
  • Productos en general
  • Textiles, prendas de vestir, sus accesorios y ropa de casa

Para cumplir con estas nuevas normas, las empresas que realizan importaciones cuentan con varias alternativas previstas por la Secretaría de Economía:

  • Etiquetado en país de origen: La mercancía importada deberá mostrar su etiquetado de origen con la información comercial y/o sanitaria correspondientes, el cual estará sujeto a revisión en aduana. Para facilitar este proceso de revisión, puede acompañarse de una constancia emitida por una Unidad de Verificación Acreditada (UVA).
  • Cumplimiento en Almacén General de Depósito (AGD): Si la mercancía es destinada al régimen de depósito fiscal, se podrán cumplir los requisitos de etiquetado en un AGD acreditado y aprobado como Unidad de Verificación Autorizada (UVA)
  • Cumplimiento de etiquetado en domicilio particular: Con esta opción se permite que las mercancías importadas sean trasladadas a un domicilio particular donde una UVA llevará a cabo la verificación del cumplimiento de etiquetado.
  • Etiquetado de mercancía en recinto fiscalizado: si las características de la mercancía lo permiten, se puede optar por el etiquetado de los productos en territorio nacional (previo despacho aduanal), en cada caso particular, se tendrán que revisar los tiempos y costos que se pueden generar, debido a la alta demanda de servicios que tendrán las terminales y empresas etiquetadoras.

Sin duda, la NOM-051 está cambiando las reglas del juego en la venta e importación de productos en México. Yanira Reyes, analista de mercados de Nielsen, la ha calificado como “rigurosa” en su implementación; y aunque no ha sido muy bien aceptada por muchas empresas, ha sido reconocida internacionalmente, y se espera traiga beneficios a largo plazo para los consumidores.